viernes, 18 de mayo de 2018

Estudio: Deut. 5:1-22 El Ley de Dios: Los Mandamientos



El Libro de Deut.: ¡Un Pacto Con Condiciones!
·         El libro de Deuteronomio sigue la forma de “un pacto” entre un “rey supremo [en este caso el SEÑOR] y “sus reyes menores y sus pueblos súbditos [en este caso el pueblo de Dios]”.

·         Elementos del pacto en Deut.:
1.      Preámbulo: Que identifica el mediador del pacto (Deut. 1:1-5);
2.      Prólogo histórico: Que revisa la historia del pacto (Deut. 1:6-4:40);
4.      Sanciones: Bendiciones para la obediencia y las maldiciones por la desobediencia del pacto (Deut. 27-30); y
5.      Disposición del pacto: Después de la muerte del mediador inaugural (Deut. 31-34).

Estudio: Deut. 5:1-22 El Ley de Dios: Los Diez Mandamientos

2. Estipulaciones: Las Leyes y Estatutos que exponen la forma de vida del pacto, sus leyes y estatutos. (Deut. 4:44-11:32; 12-26);

·         ¡Continuamos con las estipulaciones del pacto, que muestra como el SEÑOR quiere su pueblo a vivir, una vida justa!  

El Ley De Dios:

Deut. 5.1 (RVR95) Llamó Moisés a todo Israel y les dijo: «Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos. Aprendedlos y guardadlos, para ponerlos por obra.

Deut. 5.1 (DHH) Moisés reunió a todo el pueblo de Israel y les dijo: “Escuchen, israelitas, las leyes y decretos que hoy voy a comunicarles. Apréndanlos bien, y pónganlos en práctica.

Deut. 5.1 Segundo Discurso de Moisés
·         Llamó Moisés a todo Israel y les dijo: RVR95
·         Moisés reunió a todo el pueblo de Israel y les dijo: DHH

Nota: ¡Esta enseñanza es para todo el pueblo de Dios! 

·         Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos. RVR95
·         Escuchen, israelitas, las leyes y decretos que hoy voy a comunicarles. DHH

Nota: Moisés llama el pueblo a (1) escuchar (con atención) los estatutos (leyes) y decretos (del Señor).

·         Aprendedlos y guardadlos, para ponerlos por obra. RVR95 Deut. 5.32–33
·         Apréndanlos bien, y pónganlos en práctica. DHH

Nota: El pueblo de Dios debe aprender su ley, guardar su ley en sus corazónes, y poner en práctica su ley.

Deut. 5.32–33 (NBLH) “Así que cuiden de hacer tal como el SEÑOR su Dios les ha mandado; no se desvíen a la derecha ni a la izquierda. 33 “Anden en todo el camino que el SEÑOR su Dios les ha mandado, a fin de que vivan y les vaya bien, y prolonguen sus días en la tierra que van a poseer.

Nota: Cuarto cosas a hacer con la Ley de Dios:
1.      Escharchar su Ley
2.      Aprender su Ley
3.      Guardar su Ley
4.      Hacer todo conforme a su Ley.

Deut. 5.2 (RVR95) “Jehová, nuestro Dios, hizo un pacto con nosotros en Horeb.
Deut. 5.2 (DHH) “El Señor nuestro Dios hizo una alianza con nosotros en el monte Horeb.

Nota: Horeb – Monte Sinaí

Nota: ¡La generación que salió de Egipto (con sus hijos), hizo la primera pacto!  Ahora es tiempo para la segunda generación (la generación del desierto) a hacer (renovar) el mismo pacto con el SEÑOR.   

Deut. 4.23 (NBLH) “Tengan cuidado, pues, no sea que olviden el pacto que el SEÑOR su Dios hizo con ustedes, y se hagan imagen tallada en forma de cualquier cosa que el SEÑOR tu Dios te ha prohibido.

Nota: Su Pacto (entre Dios y su preciosa gente) y Promesas (de tierra, pero también condicionado por la obediencia). Éxodo 19.5
Éxodo 19.5 (NBLH) ‘Ahora pues, si en verdad escuchan Mi voz y guardan Mi pacto, serán Mi especial tesoro entre todos los pueblos, porque Mía es toda la tierra.

Deut. 5.3 (RVR95) No con nuestros padres hizo Jehová este pacto, sino con nosotros, todos los que estamos aquí hoy vivos.

Deut. 5.3 (DHH) No la hizo solamente con nuestros antepasados, sino también con todos nosotros, los que hoy estamos aquí reunidos. Deut. 4.12
Deut. 4.12 (NBLH) “Entonces el SEÑOR les habló de en medio del fuego; oyeron su voz, sólo la voz, pero no vieron figura alguna.

Nota: Dios hizo la misma pacto con sus padres (que murieron en el desierto por su desobediencia):  Ellos (y sus hijos) si habían escharchado la voz de Dios.

Nota: Dios hizo un pacto (renovó el pacto anterior) con los que en este instante están escuchando la voz de Moisés.

Deut. 5.4 (RVR95) Cara a cara habló Jehová con vosotros en el monte, de en medio del fuego.
Deut. 5.4 (DHH) El Señor habló con ustedes en el monte, cara a cara, de en medio del fuego.

Nota: “cara a cara” significa que ellos si han escharchado la voz del Señor directamente (pero no entendieron sus palabras). Éxodo 20.18–19

Éxodo 20.18–19 (NBLH) Todo el pueblo percibía los truenos y relámpagos, el sonido de la trompeta y el monte que humeaba. Cuando el pueblo vio aquello, temblaron, y se mantuvieron a distancia. 19 Entonces dijeron a Moisés: “Habla tú con nosotros y escucharemos, pero que no hable Dios con nosotros, no sea que muramos.”

Deut. 5.5 (RVR95) Yo estaba entonces entre Jehová y vosotros para comunicaros la palabra de Jehová, porque vosotros tuvisteis temor del fuego y no subisteis al monte. Él dijo:

Deut. 5.5 (DHH) Yo estaba entonces entre el Señor y ustedes, para comunicarles la palabra del Señor, ya que ustedes tenían miedo del fuego y no subieron al monte. Y el Señor dijo:

Nota: Por el miedo de la gente, no subieron al monte:  Ex. 20:18
Éxodo 20.18 (NBLH) Todo el pueblo percibía los truenos y relámpagos, el sonido de la trompeta y el monte que humeaba. Cuando el pueblo vio aquello, temblaron, y se mantuvieron a distancia.

Deut. 5.6 (RVR95) “Yo soy Jehová, tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre.
 
Deut. 5.6 (DHH) ‘Yo soy el Señor tu Dios, que te sacó de Egipto, donde eras esclavo.

Nota: ¡Dios demanda obediencia a su ley, por su previo acto de salvación, que era un acto de amor! Éxodo 15.13
Éxodo 15.13 (NBLH) “En Tu misericordia has guiado al pueblo que has redimido; Con Tu poder los has guiado a Tu santa morada.

Nota: ¡La Ley de Dios no es para redimir la gente, es por la gente ya redimido!

Deut. 5.7 (RVR95) “No tendrás dioses ajenos delante de mí.

Deut. 5.7 (DHH) ‘No tengas otros dioses aparte de mí. Deut. 4.39

Nota:delante de mi”, “aparte de mi”, o “junto con mi”.  Es un mandamiento contra el sincretismo.

Nota: Si había otras diosas falsas: Egipto y Canaán – dioses y diosas de fertilidad.
Deut. 4.39 (NBLH) “Por tanto, reconoce hoy y reflexiona en tu corazón, que el SEÑOR es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra; no hay otro.

Nota: Un ejemplo de como el SEÑOR no comparta su lugar con otro dios es el ejemplo de Dagón, el dios de los Filisteos.

1º Samuel 5.1–4 (NBLH) Los Filisteos tomaron el arca de Dios y la llevaron de Ebenezer a Asdod. 2 Entonces los Filisteos tomaron el arca de Dios y la introdujeron en el templo de Dagón, y la pusieron junto a Dagón. 3 A la mañana siguiente, cuando los de Asdod se levantaron temprano, vieron que Dagón había caído rostro en tierra delante del arca del SEÑOR. Así que tomaron a Dagón y lo pusieron otra vez en su lugar. 4 Pero al levantarse temprano al día siguiente, otra vez Dagón había caído rostro en tierra delante del arca del SEÑOR. Y la cabeza de Dagón y las dos palmas de sus manos estaban cortadas sobre el umbral; sólo el tronco le quedaba a Dagón.

Deut. 5.8 (RVR95) “No harás para ti escultura ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

Deut. 5.8 (DHH) ‘No te hagas ningún ídolo ni figura de lo que hay arriba en el cielo, ni de lo que hay abajo en la tierra, ni de lo que hay en el mar debajo de la tierra.

Nota: Este mandamiento protege contra el peligro a hacer una imagen (tomado de la creación de Dios) que representa el SEÑOR, el Dios invisible. Deut. 4.15–18

Deut. 4.15–18 (NBLH) “Así que tengan mucho cuidado, ya que no vieron ninguna figura el día en que el SEÑOR les habló en Horeb de en medio del fuego; 16 no sea que se corrompan y hagan para ustedes una imagen tallada semejante a cualquier figura: semejanza de varón o de hembra, 17 semejanza de cualquier animal que está en la tierra, semejanza de cualquier ave que vuela en el cielo, 18 semejanza de cualquier animal que se arrastra sobre la tierra, semejanza de cualquier pez que hay en las aguas debajo de la tierra.

Nota: El peligro es que después hacer esta imagen, ellos van adórala. Lev. 26.1
Lev. 26.1 (NBLH) ‘Ustedes no se harán ídolos, ni se levantarán imagen tallada ni pilares sagrados, ni pondrán en su tierra piedra grabada para inclinarse ante ella; porque Yo soy el SEÑOR su Dios.

Deut. 5.9 (RVR95) No te inclinarás a ellas ni las servirás, porque yo soy Jehová, tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación de los que me aborrecen,

Deut. 5.9 (DHH) No te inclines delante de ellos ni les rindas culto, porque yo soy el Señor tu Dios, Dios celoso que castiga la maldad de los padres que me odian, en sus hijos, nietos y bisnietos,

Nota: Las consecuencias del pecado (el castigo) extienda algunas generaciones.  Los que hacen estas cosas (aun en secreto) están maldito por Dios. Deut. 27.15

Deut. 27.15 (NBLH) ‘Maldito el hombre que haga ídolo o imagen de fundición, abominación al SEÑOR, obra de las manos del artífice, y la erige en secreto.’ Y todo el pueblo responderá, y dirá: ‘Amén.’

Nota: Dios es celoso por su nombre, y no quiere competer su gloria con ninguna otra diosa.
Éxodo 34.14 (NBLH) “No adorarás a ningún otro dios, ya que el SEÑOR, cuyo nombre es Celoso, es Dios celoso.

Deut. 5.10 (RVR95) … y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

Deut. 5.10 (DHH) …. pero que trato con amor por mil generaciones a los que me aman y cumplen mis mandamientos. Num. 14.18

Nota: Dios si es misericordias, misericordias con los que le aman y cumplen sus mandamientos.

Num. 14.18 (NBLH) ‘El SEÑOR es lento para la ira y abundante en misericordia, y perdona la iniquidad y la transgresión; pero de ninguna manera tendrá por inocente al culpable; sino que castigará la iniquidad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación.’

Deut. 5.11 (RVR95) “No tomarás el nombre de Jehová, tu Dios, en vano, porque Jehová no considerará inocente al que tome su nombre en vano. Éxodo 20.7

Deut. 5.11 (DHH) ‘No hagas mal uso del nombre del Señor tu Dios, pues él no dejará sin castigo al que use mal su nombre. Levítico 19.12, Salmo 24.3–4

Nota: Es mandamiento esta sobre el mal uso del nombre del Señor mediante: juramentos, votos, y maldiciones.

Éxodo 20.7 (NBLH) “No tomarás el nombre del SEÑOR tu Dios en vano, porque el SEÑOR no tendrá por inocente al que tome Su nombre en vano.

Levítico 19.12 (NBLH) ‘Y no jurarán en falso por Mi nombre, profanando así el nombre de tu Dios. Yo soy el SEÑOR.

Salmo 24.3–4 (NBLH)  ¿Quién subirá al monte del SEÑOR? ¿Y quién podrá estar en Su lugar santo? 4 El de manos limpias y corazón puro, El que no ha alzado su alma a la falsedad Ni jurado con engaño.

Deut. 5.12 (RVR95) “Guardarás el sábado para santificarlo, como Jehová, tu Dios, te ha mandado.

Deut. 5.12 (DHH) ‘Ten en cuenta el sábado para consagrarlo al Señor, tal como el Señor tu Dios te lo ha ordenado.

Nota: ¡Guardamos el sábado (día de reposo) porque ya Dios nos mando!  ¡Dios ya había mandado ellos 40 años antes en el monte Horeb! Éxodo 31.12–14.

Éxodo 31.12–14 (NBLH) El SEÑOR habló a Moisés y le dijo: 13 “Habla, pues, tú a los Israelitas y diles: De cierto guardarán Mis días de reposo, porque esto es una señal entre Yo y ustedes por todas sus generaciones, a fin de que sepan que Yo soy el SEÑOR que los santifico. 14 ‘Por tanto, han de guardar el día de reposo porque es santo para ustedes. Todo el que lo profane ciertamente morirá. Porque cualquiera que haga obra alguna en él, esa persona será cortada de entre su pueblo.

Deut. 5.13 (RVR95) Seis días trabajarás y harás toda tu obra,

Deut. 5.13 (DHH) Trabaja seis días y haz en ellos todo lo que tengas que hacer,

Nota: ¡Dios también nos mandó a trabajar seis días por semana!  Tristemente, hoy en día, la gente que solo trabajan cinco días por semana no tiene tiempo a dar un día completa al Señor.
Levítico 23.3 (NBLH) ‘Seis días se trabajará, pero el séptimo día será día de completo reposo, santa convocación en que no harán trabajo alguno; es día de reposo al SEÑOR dondequiera que ustedes habiten.

Deut. 5.14 (RVR95) …. pero el séptimo día es de reposo para Jehová, tu Dios. Ninguna obra harás tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que tu siervo y tu sierva puedan descansar como tú.

Deut. 5.14 (DHH) …. pero el séptimo día es día de reposo consagrado al Señor tu Dios. No hagas ningún trabajo en ese día, ni tampoco tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tu buey, ni tu asno, ni ninguno de tus animales, ni el extranjero que vive en tus ciudades, para que tu esclavo y tu esclava descansen igual que tú.

Nota: Los que trabajan del Dia del Señor normalmente están obligando otras a quebrantar el mandamiento también.  Hasta durante el tiempo de cohecha, deben descansar. Ex. 34:21

Éxodo 34.21 (NBLH) “Seis días trabajarás, pero en el séptimo día descansarás. Aun en el tiempo de arar y de segar, descansarás.

Deut. 5.15 (RVR95) Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová, tu Dios, te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido, por lo cual Jehová, tu Dios, te ha mandado que guardes el sábado.

Deut. 5.15 (DHH) Recuerda que también tú fuiste esclavo en Egipto, y que el Señor tu Dios te sacó de allí desplegando gran poder. Por eso el Señor tu Dios te ordena respetar el día sábado.

Nota: Es por que Dios ha hecho la salvación de su pueblo, que ellos deben observar el día de descanso (ahora el Dia del Señor), y porque Dios nos mando hacerlo. Deut. 24.18

Deut. 24.18 (NBLH) …  sino que recordarás que fuiste esclavo en Egipto y que el SEÑOR tu Dios te rescató de allí; por tanto, yo te mando que hagas esto.

Deut. 5.16 (RVR95) “Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová, tu Dios, te ha mandado, para que sean prolongados tus días y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová, tu Dios, te da.

Deut. 5.16 (DHH) ‘Honra a tu padre y a tu madre, tal como el Señor tu Dios te lo ha ordenado, para que vivas una larga vida y te vaya bien en la tierra que te da el Señor tu Dios.

Nota: Debemos honrar nuestros padres sin el premio de la larga vida, debemos hacerlo porque Dios nos manda hacerlo.

Nota: Los que desprecia sus padres son malditos. Deut. 27.16

Deut. 27.16 (NBLH) ‘Maldito el que desprecie a su padre o a su madre.’ Y todo el pueblo dirá: ‘Amén.

Nota: El autor del libro de Eclesiástico, nos muestra como honrar nuestros padres.  Ec. 3:1-16

Eclesiástico 3.1–16 (DHH)
1 Hijos míos, escúchenme a mí, que soy su padre; sigan mis consejos y se salvarán.
2 El Señor quiere que el padre sea honrado por sus hijos, y que la autoridad de la madre sea respetada por ellos.
3 El que respeta a su padre alcanza el perdón de sus pecados, 4 y el que honra a su madre reúne una gran riqueza.
5 El que respeta a su padre recibirá alegría de sus propios hijos; cuando ore, el Señor lo escuchará.
6 El que honra a su padre tendrá larga vida; el que respeta a su madre será premiado por el Señor, 7 pues obedece a sus padres como si fueran sus amos.
8 Hijo mío, honra a tu padre con obras y palabras, y así recibirás toda clase de bendiciones.
9 Porque la bendición del padre da raíces firmes a una familia, pero la maldición de la madre la arranca de raíz.
10 No te sientas orgulloso viendo a tu padre pasar vergüenza, pues esto no es ninguna honra para ti.
11 El honor de un hijo está en el honor de su padre; en cambio, el que desprecia a su madre se llena de pecados.
12 Hijo mío, empéñate en honrar a tu padre; no lo abandones mientras tengas vida.
13 Aunque su inteligencia se debilite, sé comprensivo con él; no lo avergüences mientras viva.
14 Socorrer al padre es algo que no se olvidará; será como ofrecer sacrificio por los pecados.
15 Cuando estés en aflicción, Dios se acordará de ti y perdonará tus pecados, como el calor del sol derrite el hielo.
16 El que abandona a su padre ofende al Señor, y el que hace enojar a su madre es maldecido por Dios.

Deut. 5.17 (RVR95) “No matarás.
Deut. 5.17 (DHH) ‘No mates.
Deut. 5.17 (NTV) “No cometas asesinato.

Nota: Es versículo no es contra la guerra, ni el castigo corporal, ni contra defensa propia. Dios autoriza los tres.  

Nota: Dios si todavía demanda la peña de muerte: Gen. 9:6, Levítico 24.17

Génesis 9.6 (NBLH) “El que derrame sangre de hombre, Por el hombre su sangre será derramada, Porque a imagen de Dios Hizo El al hombre.

Levítico 24.17 (NBLH) ‘Si un hombre le quita la vida a algún ser humano, ciertamente ha de morir.

Deut. 5.18 (RVR95) “No cometerás adulterio.
Deut. 5.18 (DHH) ‘No cometas adulterio.

Nota: Dios odia el adulterio tanto que ambos merecen la muerte. Lev. 20.10

Levítico 20.10 (NBLH) ‘Si un hombre comete adulterio con la mujer de otro hombre, (que cometa adulterio con la mujer de su prójimo), el adúltero y la adúltera ciertamente han de morir.


Deut. 5.19 (RVR95) “No hurtarás.
Deut. 5.19 (DHH) ‘No robes. Lev. 19.11

Nota: No robe, no defraudes.
Lev. 19.11 (NBLH) ‘No hurtarán, ni engañarán, ni se mentirán unos a otros.

Nota: Si encuentra la cosa de otra, y no devuelvas la cosa, es robo.

Deut. 22.1–4 (NBLH) “No verás extraviado el buey de tu hermano, o su oveja, sin que te ocupes de ellos; sin falta los llevarás a tu hermano. 2 “Y si tu hermano no vive cerca de ti, o si no lo conoces, entonces lo traerás a tu casa, y estará contigo hasta que tu hermano lo busque; entonces se lo devolverás. 3 “Así harás con su asno, y lo mismo harás con su vestido; así harás igualmente con cualquier cosa que tu hermano haya perdido y que tú halles. No te es permitido ignorarlos. 4 “No verás el asno de tu hermano, o su buey, caído en el camino sin ocuparte de ellos; sin falta lo ayudarás a levantarlos.


Deut. 5.20 (RVR95) “No dirás falso testimonio contra tu prójimo.
Deut. 5.20 (DHH) ‘No digas mentiras en perjuicio de tu prójimo. Éxodo 23.1

Nota: No mentías, no propagas falsos rumores.

Éxodo 23.1 (NBLH) “No propagarás falso rumor. No te concertarás con el impío para ser testigo falso.

Nota: ¡Un testigo no es suficiente para probar una ofensa!

Deut. 19.15 (NBLH) “No se levantará un solo testigo contra un hombre por cualquier iniquidad o por cualquier pecado que haya cometido. El caso será confirmado por el testimonio de dos o tres testigos.

Deut. 5.21 (RVR95) “No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo”.

Deut. 5.21 (DHH) ‘No codicies la mujer de tu prójimo. No ambiciones la casa de tu prójimo, ni su campo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que le pertenezca.’

Nota: Es un pecado que puede ser invisible.

Nota: ¡El mandamiento no proponga un castigo!

Rom. 7.7 (NBLH)  ¿Qué diremos entonces? ¿Es pecado la Ley? ¡De ningún modo! Al contrario, yo no hubiera llegado a conocer el pecado si no hubiera sido por medio de la Ley. Porque yo no hubiera sabido lo que es la codicia, si la Ley no hubiera dicho: “NO CODICIARAS.”

Levítico 19.18 (NBLH)  ‘No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo soy el SEÑOR.

Deut. 5.22 (RVR95) “Estas palabras las pronunció Jehová con potente voz ante toda vuestra congregación, en el monte, de en medio del fuego, la nube y la oscuridad, y no añadió más. Luego las escribió en dos tablas de piedra, que me entregó a mí.

Deut. 5.22 (DHH) “Estas son las palabras que el Señor pronunció en voz alta, de en medio del fuego y de una nube espesa, cuando todos estaban reunidos al pie del monte. Después ya no dijo más, y escribió estas palabras en dos tablas de piedra, y me las entregó.

Nota: Dios dio los diez mandamientos en voz alta al pueblo, luego el escribo sus palabras en las dos tablas de piedra.

Corto Resume:
1.      Dios dio su ley al pueblo de Dios.
2.      Debemos obedecerlo.
3.      Debemos obedecerlo en acciones y desde nuestro corazón.

Fin de Estudio: Deut 5: El pacto renovado Estipulaciones: La Ley de Dios:   

sábado, 12 de mayo de 2018

Estudio: Deut. 4:41-49 El Ley de Dios: Un Refugio para los inocentes

 El Libro de Deut.: ¡Un Pacto siempre tiene condiciones!

·         El libro de Deut. sigue la forma de un pacto entre un “rey supremo” y “sus reyes menores y sus pueblos súbditos”.

·         Elementos del pacto en Deut.:

1.      Preámbulo: Que identifica el mediador del pacto (Deut. 1:1-5);
2.      Prólogo histórico: Que revisa la historia del pacto (Deut. 1:6-4:40);
4.      Sanciones: Bendiciones para la obediencia y las maldiciones por la desobediencia del pacto (Deut. 27-30); y
5.      Disposición del pacto: Después de la muerte del mediador inaugural (Deut. 31-34).

Estudio: Deut. 4:32-40 El Ley de Dios: Un Refugio (Para los inocentes)

2. Estipulaciones: Las Leyes y Estatutos que exponen la forma de vida del pacto, sus leyes y estatutos. (Deut. 4:44-11:32; 12-26);

¡Comenzamos con las estipulaciones del pacto, que muestra como el SEÑOR quiere su pueblo a vivir una vida justa!  

El Ley De Dios: Un Refugio

Deut. 4.41–42 (RVR95) Entonces apartó Moisés tres ciudades a este lado del Jordán, hacia el nacimiento del sol, 42 para que huyera allí el homicida que matara a su prójimo sin intención, sin haber tenido enemistad con él nunca antes y, huyendo a una de esas ciudades, salvara su vida.

Deut. 4.41–42 (DHH) Entonces Moisés escogió tres ciudades al este del río Jordán, 42 para que el que matara sin querer a otra persona con la cual nunca antes hubiera peleado, pudiera refugiarse en una de ellas y ponerse a salvo.

Nota: La ley de Dios hace provisiones para el acusado a defenderse frente las autoridades. Las ciudades de refugio son una muestra del amor de Dios.  

Nota: Moisés aparto tres ciudades de refugio el osete del Jordán y después Josué también di tres él otra lado del Jordán.

·         Entonces apartó Moisés tres ciudades a este lado del Jordán, hacia el nacimiento del sol, RVR95 Num. 35.6
·         Entonces Moisés escogió tres ciudades al este del río Jordán, DHH Num. 35.14 (

Nota: Las ciudades de refugio era tomados de las ciudades de los levitas. El propósito era para los que han matado, pueden correr (huya) a este ciudad de refugio, antes de ser tomados por los parientes el difunto.  Num. 35.6

Num. 35.6 (NBLH) “De las ciudades que ustedes darán a los Levitas, seis serán ciudades de refugio. Darán estas ciudades para que el que haya matado a alguien huya a ellas. Además de éstas, les darán cuarenta y dos ciudades.

Nota: Eran seis ciudades de refugio in total, tres cada lado del Jordán.

Num. 35.14 (NBLH) ‘Darán tres ciudades al otro lado del Jordán y tres ciudades en la tierra de Canaán; serán ciudades de refugio.

Nota: Las ciudades eran en medio de cada tierra de cada tribu. Era la responsable de cada tribu a mantener los caminos (de escape) a las ciudades tiene que quedar en buena condición.

Nota: Era para dar refugio a personas que habían matado una persona por accidente.

Deut. 19.2–13 (NBLH) …. te reservarás tres ciudades en medio de tu tierra que el SEÑOR tu Dios te da en posesión. 3 “Prepararás los caminos, y dividirás en tres partes el territorio de tu tierra que el SEÑOR tu Dios te dé en posesión, para que huya allí todo el que haya matado a alguien. 4 “Y este será el caso del que mató y que huye allí para vivir: cuando mate a su amigo sin querer, sin haberlo odiado anteriormente 5 (como cuando un hombre va al bosque con su amigo para cortar leña, y su mano blande el hacha para cortar el árbol, y el hierro salta del mango y golpea a su amigo, y éste muere), él puede huir a una de estas ciudades y vivir.

Nota: No todos los asesinos merecen la muerte.   

6 “No sea que el vengador de la sangre en el furor de su ira persiga al que lo mató, y lo alcance porque el camino es largo, y le quite la vida aunque él no merecía la muerte, porque no lo había odiado anteriormente. 7 “Por tanto, te ordeno: ‘Reservarás para ti tres ciudades.’

Nota: Dios prometió las israelitas bendiciones si cumpliera sus mandamientos.

 8 “Si el SEÑOR tu Dios ensancha tu territorio, como ha jurado a tus padres, y te da toda la tierra que ha prometido dar a tus padres 9 (si guardas cuidadosamente todos estos mandamientos que te mando hoy, de amar al SEÑOR tu Dios y de andar siempre en Sus caminos), entonces te añadirás tres ciudades más, además de estas tres. 10 “Así no se derramará sangre inocente en medio de tu tierra que el SEÑOR tu Dios te da por heredad, y no seas culpable de derramar sangre.

Nota: Si el asesino, odiaba la víctima, los ancianos (autoridades de la ciudad) deben entregar el culpable a el vengador de la sangre para que muera.

Nota: Las ciudades de refugio no era refugios por gente culpables de asesino!

Nota: Las autoridades no deben tener piedad por los culpables de derramar sangre inocente, no es su trabajo, su trabajo es hacer justicia.

Nota: Dios vea el asesinado de un inocente como una contaminación de la tierra.

11 “Pero si hay un hombre que odia a su prójimo, y acechándolo, se levanta contra él, lo hiere y éste muere, y después él huye a una de estas ciudades, 12 entonces los ancianos de su ciudad enviarán a sacarlo de allí, y lo entregarán en mano del vengador de la sangre para que muera. 13 “No tendrás piedad de él; sino que limpiarás de Israel la sangre del inocente, para que te vaya bien.

Nota: Moisés antes había contado la provisión de las ciudades a los Levitáis y de sus ciudades (48 en total), ciudades de refugio (6 en total).  Números 35:6-15

Num. 35.6–15 (NBLH) “De las ciudades que ustedes darán a los Levitas, seis serán ciudades de refugio. Darán estas ciudades para que el que haya matado a alguien huya a ellas. Además de éstas, les darán cuarenta y dos ciudades. 7 “Todas las ciudades que ustedes darán a los Levitas serán cuarenta y ocho ciudades, junto con sus tierras de pasto. 8 “En cuanto a las ciudades que darán de la posesión de los Israelitas, tomarán más del más grande y tomarán menos del más pequeño; cada uno dará algunas de sus ciudades a los Levitas en proporción a la posesión que herede.”

Nota: La provisión de ciudades de refugio tenía un propósito a salvar la vida de alguien que mato una persona si intención.

Nota: La provisión era también para el extranjero y peregrino entre ellos. Dios es mucho más misericordiosa que hombre.  

9 Luego el SEÑOR dijo a Moisés: 10 “Habla a los Israelitas, y diles: ‘Cuando crucen el Jordán a la tierra de Canaán, 11 escogerán para ustedes ciudades para que sean sus ciudades de refugio, a fin de que pueda huir allí el que haya matado a alguna persona sin intención. 12 ‘Las ciudades serán para ustedes como refugio contra el vengador, para que el que haya matado a alguien no muera hasta que comparezca delante de la congregación para juicio. 13 ‘Las ciudades que darán serán sus seis ciudades de refugio. 14 ‘Darán tres ciudades al otro lado del Jordán y tres ciudades en la tierra de Canaán; serán ciudades de refugio. 15 ‘Estas seis ciudades serán por refugio para los Israelitas, y para el extranjero y para el peregrino entre ellos, para que huya allí cualquiera que sin intención mate a una persona.

Deut. 4.43 (RVR95) Estas ciudades fueron: Beser, en el desierto, en tierra de la llanura, para los rubenitas; Ramot, en Galaad, para los gaditas, y Golán, en Basán, para los de Manasés.

Deut. 4.43 (DHH)  Estas ciudades fueron: Béser, en la meseta del desierto, para la tribu de Rubén; Ramot, en Galaad, para la tribu de Gad; y Golán, en Basán, para la media tribu de Manasés.

Nota: Moisés entrego estas tres ciudades (Beser para los rubenitas, Ramot paralos gaditas y Golan para los de Manases), era la responsabilidad de Josué entregar tres mas en la tierra prometida.

Deut. 3.12–13 (NBLH) 12 “Tomamos posesión, pues, de esta tierra en aquel tiempo. Desde Aroer, que está en el Valle del Arnón, y la mitad de la región montañosa de Galaad y sus ciudades, se la di a los Rubenitas y a los Gaditas. 13 “Y el resto de Galaad y todo Basán, el reino de Og, toda la región de Argob, se la di a la media tribu de Manasés. (En cuanto a todo Basán, se le llama la tierra de los gigantes.

Nota: Moisés dio un ejemplo una muerte que era por accidente: La cabeza de un hacha salió y mato su amigo. Deut. 19.4-5

Deut. 19.4-5 (NBLH) “Y este será el caso del que mató y que huye allí para vivir: cuando mate a su amigo sin querer, sin haberlo odiado anteriormente. 5 (como cuando un hombre va al bosque con su amigo para cortar leña, y su mano blande el hacha para cortar el árbol, y el hierro salta del mango y golpea a su amigo, y éste muere), él puede huir a una de estas ciudades y vivir.

Nota: Josué cumplió y entrego tres ciudades de refugio. Josué 20.7–9

Josué 20.7–9 (NBLH) Entonces ellos separaron a Cedes en Galilea, en la región montañosa de Neftalí, y a Siquem en la región montañosa de Efraín, y a Quiriat Arba, es decir, Hebrón, en la región montañosa de Judá. 8 Y más allá del Jordán, al oriente de Jericó, designaron a Beser en el desierto, en la llanura de la tribu de Rubén, a Ramot en Galaad, de la tribu de Gad, y a Golán en Basán, de la tribu de Manasés.

Nota: Dios en su ley muestra misericordia a los extranjeros, él quiere que tratamos los extranjeros acusado del asesino,  igual que los cuidados.   
9 Estas fueron las ciudades designadas para todos los Israelitas y para el extranjero que resida entre ellos, para que cualquiera que hubiera matado a cualquier persona sin intención, pudiera huir allí, y no muriera a mano del vengador de la sangre hasta que hubiera comparecido ante la congregación.

Deut. 4.44-45 (RVR95) Esta, pues, es la ley que Moisés puso delante de los hijos de Israel. 45 Estos son los testimonios, los estatutos y los decretos que dictó Moisés a los hijos de Israel cuando salieron de Egipto,

Deut. 4.44-45 (DHH) Esta es la enseñanza que Moisés entregó a los israelitas, 45 y los mandatos, leyes y decretos que les comunicó cuando salieron de Egipto,

Nota: ¡Es la ley de Dios dado a los israelitas mediante Moisés! 

Nota: Los Mandatos, las leyes (sale directamente de los mandamientos) y decretos (aplicaciones específicas de las leyes).

Deut. 4.46 (RVR95) … a este lado del Jordán, en el valle delante de Bet-peor, en la tierra de Sehón, rey de los amorreos, que habitaba en Hesbón, al cual derrotó Moisés con los hijos de Israel, cuando salieron de Egipto.

Deut. 4.46 (DHH) … cuando estaban todavía al este del Jordán, en el valle que está frente a Bet-peor, en la tierra de Sihón, rey de los amorreos. Sihón vivía en Hesbón, y fue derrotado por Moisés y los israelitas cuando estos salieron de Egipto.

Nota: El territorio de Sehón (rey de los amorreos) derrotado por Moisés. Num 21.21–25

Num 21.21–25 (NBLH) Entonces Israel envió mensajeros a Sehón, rey de los Amorreos, diciéndole: 22 “Déjeme pasar por su tierra. No nos desviaremos, ni por campos ni por viñedos, ni beberemos agua de pozo. Iremos por el camino real hasta que hayamos cruzado sus fronteras.” 23 Pero Sehón no permitió a Israel pasar por su territorio. Y reunió Sehón a todo su pueblo y salió al encuentro de Israel en el desierto, y llegó a Jahaza y peleó contra Israel. 24 Pero Israel lo hirió a filo de espada y tomó posesión de su tierra desde el Arnón hasta el Jaboc, hasta la frontera con los Amonitas, porque Jazer era la frontera de los Amonitas. 25 Israel tomó todas estas ciudades, y habitó Israel en todas las ciudades de los Amorreos, en Hesbón y en todas sus aldeas.

Deut. 4.47-49 (RVR95) Y poseyeron su tierra, y la tierra de Og, rey de Basán—dos reyes de los amorreos que estaban de este lado del Jordán, al oriente—, 48… desde Aroer, que está junto a la ribera del arroyo Arnón, hasta el monte Sión, que es Hermón, 49 con todo el Arabá, de este lado del Jordán, al oriente, hasta el mar del Arabá, al pie de las laderas del Pisga.

Deut. 4.47 (DHH) Los israelitas ocuparon su territorio y el del rey Og de Basán, dos reyes amorreos que vivían al este del Jordán. 48 Su territorio se extendía desde Aroer, a orillas del río Arnón, hasta el monte Sirión, también llamado Hermón, 49 y por todo el Arabá, al este del Jordán, hasta el Mar Muerto, al pie del monte Pisgá.

Nota: El territorio de Og (otro rey de los amorreos) derrotado por Moisés. Deut. 2.36

Nota: Tomaron 70 Ciudades de: Deut. 3:3-4.

Nota: ¡Después la conquista, las ciudades era ocupados por los israelitas!


Deut. 3.3–4 (NBLH) “Así que el SEÑOR nuestro Dios también entregó en nuestra mano a Og, rey de Basán, con todo su pueblo, y los herimos hasta que no quedaron sobrevivientes. 4 “Conquistamos en aquel entonces todas sus ciudades; no quedó ciudad que no les tomáramos: sesenta ciudades, toda la región de Argob, el reino de Og en Basán.

Corto Resume:

1.      Dios es justo: quiere que el culpable de asesino muere.
2.      Dio es misericordias: No quiere que una persona inocente muere.
3.      Dios dio estas seis ciudades de refugio para los que matan una persona sin intención (sin previo odio).
4.      Dios mando que los israelitas mantienen sus caminos abiertos y en buena condición para que una persona inocente puede correr a una de estas ciudades de refugio y presentar su caso (su punta de vista de que paso) (Dios quiere testigos verdaderos (2 o 3 testigos).
5.      Las ciudades de refugio NO era refugios por gente culpable de asesinado.    

Fin de Estudio: Deut 4:41-49  La Ley de Dios : Un Refugio (a los inocentes) o Un Justo juicio) a los culpables).