jueves, 8 de marzo de 2018

Estudio: Deut. 1:6-18 El Pacto (con condiciones): Prologo Histórico


El Libro de Deuteronomio: ¡Un Pacto con condiciones!

·         El libro de Deuteronomio sigue la forma de un pacto entre un “rey supremo” y “sus reyes menores y sus pueblos súbditos”.

·         Elementos del pacto en Deuteronomio:

1.      Preámbulo: Que identifica el mediador del pacto (1:1-5);
2.      Prólogo histórico: Que revisa la historia del pacto anterior (1:6-4:40);
3.      Estipulaciones: Que exponen la forma de vida del pacto (4:44-11:32; 12-26);
4.      Sanciones: Bendiciones para la obediencia y las maldiciones por la desobediencia del pacto (capítulos 27-30); y
5.      Disposición del pacto: Después de la muerte del mediador inaugural (capítulos 31-34).

Estudio: Deut. 1:6-18

2. Prólogo Histórico: Una revisa la historia del pacto anterior (Deut. 1:6 - 4:40).

Deut. 1:6 (RVR95) — «Jehová, nuestro Dios, nos habló así en Horeb: “Habéis estado bastante tiempo en este monte.
Deut. 1:6 (DHH) — “El Señor nuestro Dios nos dijo esto en Horeb: ‘Ustedes han estado ya mucho tiempo en este monte.
Deut. 1:6 (LBLA) — El SEÑOR nuestro Dios nos habló en Horeb, diciendo: “Bastante habéis permanecido en este monte.

Nota: Jehová (SEÑOR) es nuestro Dios del pacto:

·         Por esta razón debemos obedecerlo.
·         El Señor nuestro Dios: Habló con nosotros en Horeb (Monte Sinaí).

Nota: Los israelitas estaban mas que un año acampado alrededor del monte.

·         “Habéis estado bastante tiempo en este monte.” RVR95 Números 10:11–13
·         “Ustedes han estado ya mucho tiempo en este monte.” DHH
·         “Bastante habéis permanecido en este monte. BTX

Números 10:11–13 (DHH) — El día veinte del mes segundo del segundo año, se levantó la nube de encima del santuario de la alianza. 12 Los israelitas se pusieron en marcha, partiendo del desierto de Sinaí. La nube se detuvo en el desierto de Parán. 13 Tal como el Señor lo había ordenado por medio de Moisés,


Deut. 1:7 (RVR95) — Volveos e id al monte del amorreo y a todas sus comarcas, en el Arabá, en el monte, en los valles, en el Neguev y junto a la costa del mar, a la tierra del cananeo y al Líbano, hasta el gran río, el río Éufrates.
Deut. 1:7 (DHH) — Recojan sus cosas y vayan a las montañas de los amorreos y a todas sus regiones vecinas: el Arabá, la región montañosa, la llanura, el Négueb, la costa, el país de los cananeos y el Líbano, hasta el gran río Éufrates.
Deut. 1:7 (BTX) — Volveos y alzad el campamento, y marchad a la serranía del amorreo, y a todos los lugares circunvecinos en el Arabá y en la serranía, en el llano, en el Neguev y en la rivera del mar, tierra del cananeo, y al Líbano, hasta el gran Río, el río Éufrates.
·         Volveos e id al monte del amorreo y a todas sus comarcas, RVR95
·         Recojan sus cosas y vayan a las montañas de los amorreos y a todas sus regiones vecinas: DHH
·         Volveos y alzad el campamento, y marchad a la serranía del amorreo, BTX

Nota: Los israelitas están mandados a comenzar tomando por su propia posesión la tierra prometida.

·         en el Arabá, en el monte, en los valles, en el Neguev y junto a la costa del mar, a la tierra del cananeo y al Líbano, hasta el gran río, el río Éufrates. RVA95
·         el Arabá, la región montañosa, la llanura, el Négueb, la costa, el país de los cananeos y el Líbano, hasta el gran río Éufrates. DHH
·         en el Arabá y en la serranía, en el llano, en el Neguev y en la rivera del mar, tierra del cananeo, y al Líbano, hasta el gran Río, el río Éufrates. BTX

Nota:  Una descripción de los límites de la tierra prometido. ** Biblia de Estudio-MacArthur

·         Las montañas de los amorreos: El campo montañoso al oeste del Mar Muerto.
·         El Araba: La llanura era la tierra en el valle del Mar de Galilea al norte del Mar Muerto en el sur.
·         Los montes: Los montes al oeste del mar de Galilea y el rio Jordán.
·         Los valles: Los montes de poca altitud acerca la costa Mediterránea.
·         El Neguev: El Sur: La tierra seca que iba al sur de Beerseba a el desierto.
·         La costa del mar: La tierra a lo largo del Mar Mediterráneo.
·         La tierra del cananero y Libano. Nun. 34:1-15. Frontera noroeste en la costa.
·         El Rio Éufrates: La frontera noreste de la tierra.

Deut. 1:8 (RVR95) — Mirad, yo os he entregado la tierra; entrad y poseed la tierra que Jehová juró dar a vuestros padres Abraham, Isaac y Jacob, y a su descendencia después de ellos”.
Deut. 1:8 (DHH) — Yo les he entregado el país; vayan y tomen posesión de la tierra que yo, el Señor, juré dar a los antepasados de ustedes, es decir, a Abraham, Isaac y Jacob, y a sus descendientes.’
Deut. 1:8 (BTX) — Ved que pongo la tierra delante de vosotros, entrad y tomad posesión de la tierra que Yahvé juró a vuestros padres, a Abraham, a Isaac y a Jacob, que la daría a ellos y a su descendencia después de ellos.

Nota: ¡Dios ya había entregado la tierra!

·         Mirad, yo os he entregado la tierra; RVR95
·         Yo les he entregado el país; DHH
·         Ved que pongo la tierra delante de vosotros, BTX

Nota: Ahora ellos deben tomar posesión de la tierra que Dios había jurado a dar a Abraham, Isaac y Jacob (sus antepasados). Gen. 12:7, Gen. 26:3

·         entrad y poseed la tierra que Jehová juró dar a vuestros ... RVR95
·         vayan y tomen posesión de la tierra que yo, el Señor, juré dar a los antepasados de ustedes, DHH
·         entrad y tomad posesión de la tierra que Yahvé juró a vuestros padres. BTX

Nota: Abraham.

Genesis 12:7 (NBLH) — 7 El SEÑOR se apareció a Abram y le dijo: “A tu descendencia daré esta tierra.” Entonces Abram edificó allí un altar al SEÑOR que se le había aparecido.
Genesis 26:3 (NBLH) — 3 “Reside en esta tierra y Yo estaré contigo y te bendeciré, porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, y confirmaré contigo el juramento que juré a tu padre Abraham.

Nota: Isaac

Gen. 26:2–5 (NBLH) — El SEÑOR se le apareció a Isaac y le dijo: “No desciendas a Egipto. Quédate en la tierra que Yo te diré. 3 “Reside en esta tierra y Yo estaré contigo y te bendeciré, porque a ti y a tu descendencia daré todas estas tierras, y confirmaré contigo el juramento que juré a tu padre Abraham. 4 “Multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo, y daré a tu descendencia todas estas tierras. En tu simiente serán bendecidas todas las naciones de la tierra, 5 porque Abraham Me obedeció, y guardó Mi ordenanza, Mis mandamientos, Mis estatutos y Mis leyes.”

Nota: Jacob

Gen. 28:13–15 (NBLH) — El SEÑOR estaba de pie junto a él, y dijo: “Yo soy el SEÑOR, el Dios de tu padre Abraham y el Dios de Isaac. La tierra en la que estás acostado te la daré a ti y a tu descendencia. 14 “También tu descendencia será como el polvo de la tierra. Te extenderás hacia el occidente y hacia el oriente, hacia el norte y hacia el sur; y en ti y en tu simiente serán bendecidas todas las familias de la tierra. 15 “Ahora bien, Yo estoy contigo. Te guardaré por dondequiera que vayas y te haré volver a esta tierra. No te dejaré hasta que haya hecho lo que te he prometido.”

Nota: ¡Dios juro a dar la tierra a ellos (los israelitas escuchando Moisés)!

·         (Su) padres Abraham, Isaac y Jacob, y a su descendencia después de ellos RVR95
·         Es decir, a Abraham, Isaac y Jacob, y a sus descendientes.’ DHH
·         A Abraham, a Isaac y a Jacob, que la daría a ellos y a su descendencia después de ellos. BTX

Deut. 1:9 (RVR95) — “En aquel tiempo yo os hablé y os dije: “Yo solo no puedo llevaros.
Deut. 1:9 (DHH) — “En aquella misma ocasión yo les dije a ustedes: ‘Yo solo no puedo hacerme cargo de todos ustedes.
Deut. 1:9 (BTX) — En aquel tiempo os hablé, diciendo: No podré soportaros yo solo.

Nota: La ocasión anterior: La visita de Jetro (suegro de Moisés) Ex 18.13-27

·         En aquel tiempo yo os hablé y os dije: RVR95 Ex. 18:14
·         En aquella misma ocasión yo les dije a ustedes: DHH
·         En aquel tiempo os hablé, diciendo: BTX

Ex. 18:14 (NBLH) — Cuando el suegro de Moisés vio todo lo que él hacía por el pueblo, dijo: “¿Qué es esto que haces por el pueblo? ¿Por qué juzgas tú solo, y todo el pueblo está delante de ti desde la mañana hasta el atardecer?

Nota: No puedes hacerlo tu solo. Ex. 18:18

·          “Yo solo no puedo llevaros RVR95
·         ‘Yo solo no puedo hacerme cargo de todos ustedes. DHH
·         “No podré soportaros yo solo”. BTX

Ex. 18:18 (NBLH) — “Con seguridad desfallecerás tú, y también este pueblo que está contigo, porque el trabajo es demasiado pesado para ti. No puedes hacerlo tú solo.

Nota: Había mas que 600,000 hombre de guerra (18 años hasta 60 años) en esto tiempo (Num. 26:51), mas esposas y niños y gente de mayor de edad. Algunos da un estimación de 2,000,000 de personas. ¡Era imposible por un hombre a atender todos!  

Num. 26:2 (NBLH) — “Levanten un censo de toda la congregación de los Israelitas de veinte años arriba por sus casas paternas, todo el que en Israel pueda salir a la guerra.”
Num. 26:51 (NBLH) — Estos son los que fueron contados de los Israelitas: 601,730.

Deut. 1:10 (RVR95) — Jehová, vuestro Dios, os ha multiplicado tanto que hoy vosotros sois tan numerosos como las estrellas del cielo.
Deut. 1:10 (DHH) — Tantos hijos les ha dado el Señor su Dios, que ahora son ustedes un pueblo tan numeroso como las estrellas del cielo.
Deut. 1:10 (BTX) — YHVH vuestro Dios os ha multiplicado, y he aquí hoy sois como la multitud de las estrellas de los cielos.

Nota: Dios cumplió su promesa a Abraham. Gen. 15:5, Gen. 22:17

Gen. 15:5 (NBLH) — El SEÑOR lo llevó fuera, y le dijo: “Ahora mira al cielo y cuenta las estrellas, si te es posible contarlas.” Y añadió: “Así será tu descendencia.”
Gen. 22:17 (NBLH) — de cierto te bendeciré grandemente, y multiplicaré en gran manera tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena en la orilla del mar, y tu descendencia poseerá la puerta de sus enemigos.

Nota: Esta promesa de Dios era para bendecir Abraham con hijos y tierra. Dt. 1:8, 10

Deut. 1:11 (RVR95) — ¡Jehová, Dios de vuestros padres, os haga mil veces más numerosos de lo que ahora sois y os bendiga, como os ha prometido!
Deut. 1:11 (DHH) — ¡Que el Señor y Dios de sus antepasados los haga mil veces más numerosos de lo que ahora son, y los bendiga conforme a la promesa que les hizo!
Deut. 1:11 (BTX) —  YHVH, Dios de vuestros padres, os aumente mil veces más de lo que sois y os bendiga tal como os ha hablado.

Nota: ¡Una bendición de Moisés al pueblo! La bendición de Moisés era que esta bendición sigue en grande.

Nota: Dios ya había cumplidos su promesa de niños, ya ahora es tiempo para cumplir su promesa de tierra.

Deut. 1:12 (RVR95) — ¿Cómo llevaré yo solo vuestras molestias, vuestras cargas y vuestros pleitos?
Deut. 1:12 (DHH) — Yo solo, sin embargo, no puedo llevar la pesada carga de atender todos sus problemas y pleitos.
Deut. 1:12 (BTX) — Pero, ¿cómo podré soportar yo solo vuestra molestia, y vuestra carga, y vuestra contención?

Nota: ¡Por la bendición de Dios había tantos casos, Moisés no podría juzgar todos los casos! Ex. 18:18–19

Ex. 18:18–19 (NBLH) — “Con seguridad desfallecerás tú, y también este pueblo que está contigo, porque el trabajo es demasiado pesado para ti. No puedes hacerlo tú solo. 19 “Ahora, escúchame. Yo te aconsejaré, y Dios estará contigo. Sé tú el representante del pueblo delante de Dios, y somete los asuntos a Dios.

Deut. 1:13 (RVR95) — Dadme de entre vosotros, de vuestras tribus, hombres sabios, entendidos y expertos, para que yo los ponga como vuestros jefes”.
Deut. 1:13 (DHH) — Por lo tanto, escojan de cada tribu hombres sabios, inteligentes y experimentados, para que yo los ponga como jefes de ustedes.’
Deut. 1:13 (BTX) — Dadme de vuestra parte varones sabios, entendidos y conocidos de vuestras tribus, a quienes yo ponga por caudillos vuestros.

Nota: El requisito a ser un líder: Sabio, Entendidos, y Buen Conocidos en las tribus. Ex. 18:21

Ex. 18:21 (NBLH) — “Además, escogerás de entre todo el pueblo hombres capaces, temerosos de Dios, hombres veraces que aborrezcan las ganancias deshonestas, y los pondrás sobre el pueblo como jefes de mil, de cien, de cincuenta y de diez.

Nota: Moisés NO escojo los líderes, la gente asimismo escogieron sus líderes.  Moisés solamente instaló los elegidos del pueblo.

Deut. 1:14 (RVR95) — “Me respondisteis y dijisteis: “Bueno es hacer lo que has dicho”.
Deut. 1:14 (DHH) — “Y ustedes me respondieron: ‘Nos parece muy bien lo que propones.’
Deut. 1:14 (BTX) — Y me respondisteis: Bueno será que hagamos lo que has dicho.

Nota: La gente estaban de acuerdo con la sugerentica de Moisés (su suegro en verdad).


Deut. 1:15 (RVR95) — “Entonces tomé a los principales de vuestras tribus, hombres sabios y expertos, y los puse como jefes sobre vosotros, jefes de mil, de cien, de cincuenta y de diez, y gobernadores de vuestras tribus.
Deut. 1:15 (DHH) — “Entonces tomé de cada tribu de ustedes los hombres más sabios y experimentados, y les di autoridad sobre ustedes; a unos los puse a cargo de mil hombres, a otros a cargo de cien, a otros de cincuenta, a otros de diez, y a otros los puse a cargo de cada tribu.
Deut. 1:15 (BTX) — Tomé pues las cabezas de vuestras tribus: varones sabios y conocidos, y los puse por caudillos vuestros, por jefes de miles, jefes de centenas, jefes de cincuentenas y jefes de decenas, y por magistrados de vuestras tribus.

Nota: Diferente líderes tiene diferentes habilidades.  No todos puede guiar miles 😊

Deut. 1:16 (RVR95) — Y di a vuestros jueces esta orden: “Oíd entre vuestros hermanos, y juzgad justamente entre el hombre y su hermano, o un extranjero.
Deut. 1:16 (DHH) — Al mismo tiempo les di a sus jueces las siguientes instrucciones: ‘Atiendan a todos y háganles justicia, tanto a sus compatriotas como a los extranjeros;
Deut. 1:16 (BTX) — Y a esos, vuestros jueces, en aquel tiempo mandé diciendo: Escuchad a vuestros hermanos, y juzgad con equidad entre cada uno y su hermano, o su vecino extranjero.

Nota: Jueces – Requisitos:

·         Escuchar a todos.
·         Ser Justos con todos
·         Tratan todos igual (hermanos y extranjeros igual).

Deut. 1:17 (RVR95) — No hagáis distinción de persona en el juicio: tanto al pequeño como al grande oiréis. No tendréis temor de ninguno, porque el juicio es de Dios. La causa que os sea difícil, la traeréis a mí, y yo la oiré”.
Deut. 1:17 (DHH) —  y al dictar sentencia, no hagan ninguna distinción de personas: atiendan tanto a los humildes como a los poderosos, sin tenerle miedo a nadie, porque el juicio es de Dios. Y si se les presenta algún caso difícil, pásenmelo para que yo lo atienda.’
Deut. 1:17 (BTX) — No hagáis acepción de personas en el juicio. Escucharéis tanto al pequeño como al grande. No os intimidéis delante de ningún hombre, porque el juicio pertenece a ’Elohim. La causa que os sea demasiado difícil me la traeréis a mí y yo la oiré.

Nota: No debe ser distinción de personas en el juicio. Familiares y Extranjeros, Ricos y Pobres. Pr. 24:23–26

Pr. 24:23–26 (NBLH) — También éstos son dichos de los sabios: “Hacer acepción de personas en el juicio no es bueno.” 24 Al que dice al impío: “Eres justo,” Lo maldecirán los pueblos, lo aborrecerán las naciones; 25 Pero los que lo reprenden tendrán felicidad, Y sobre ellos vendrá abundante bendición. 26 Besa los labios El que da una respuesta correcta.

Nota: No debe temer la gente (su pensamientos y acciones), el juicio es de Dios.

Nota: Caso mayores: Casos difíciles. Ex. 18:22

Ex. 18:22 (NBLH) — “Que sean ellos los que juzguen al pueblo en todo tiempo. Que traigan a ti todo pleito grave, pero que ellos juzguen todo pleito sencillo. Así será más fácil para ti, y ellos llevarán la carga contigo.
Ex. 18:26 (NBLH) —  Ellos juzgaban al pueblo en todo tiempo. El pleito difícil lo traían a Moisés, pero todo pleito sencillo lo juzgaban ellos.

Deut. 1:18 (RVR95) —  “Os mandé, pues, en aquel tiempo, todo lo que habíais de hacer.
Deut. 1:18 (DHH) — “En aquella ocasión les di amplias instrucciones acerca de todo lo que debían hacer.
Deut. 1:18 (BTX) — En aquel tiempo os prescribí todo lo que debíais hacer.

Note: Todo que deben hacer esta explicado anteriormente. Ex. 18:20

Ex. 18:20 (NBLH) — “Entonces enséñales los estatutos y las leyes, y hazles saber el camino en que deben andar y la obra que han de realizar.

Repaso: El Pacto de Dios con su pueblo: Prólogo histórico

·         Las promesas de Dios: ¡Niños y Tierra - cumplidos y serán cumplidos!
·         La administración del pueblo de Dios: Exclusamente líderes que son sabios y justos con buena reputaciones.  

Fin de Estudio: Deuteronomio: El pacto renovadoPrologo histórico

No hay comentarios:

Publicar un comentario