sábado, 5 de mayo de 2018

Estudio: Deut. 4:32-40 El Único Dios Verdadero



El Libro de Deut.: ¡Un Pacto con condiciones!

·         El libro de Deut. sigue la forma de un pacto entre un “rey supremo” y “sus reyes menores y sus pueblos súbditos”.

·         Elementos del pacto en Deut.:

1.      Preámbulo: Que identifica el mediador del pacto (Deut. 1:1-5);
2.      Prólogo histórico: Que revisa la historia del pacto (Deut. 1:6-4:40);
3.      Estipulaciones: Que exponen la forma de vida del pacto (Deut. 4:44-11:32; 12-26);
4.      Sanciones: Bendiciones para la obediencia y las maldiciones por la desobediencia del pacto (Deut. 27-30); y
5.      Disposición del pacto: Después de la muerte del mediador inaugural (Deut. 31-34).

Estudio: Deut. 4:32-40 El único Dios verdadero

2. Prólogo (resume) Histórico: ¡Seguimos con el repaso (resume) de la historia del pacto anterior que muestra como el SEÑOR ha tratados su pueblo anteriormente, y por qué su pueblo ahora debe obedecerlo!  (Deut. 4:32-40).

El Único Dios Verdadero

Deut. 4.32 (RVR95) “Porque pregunta ahora si en los tiempos pasados que han sido antes de ti, desde el día en que creó Dios al hombre sobre la tierra, si desde un extremo del cielo al otro se ha hecho cosa semejante a esta gran cosa, o se haya oído otra como ella. Job 8.8–9
Deut. 4.32 (DHH) “Busquen en los tiempos anteriores a ustedes, y desde los tiempos antiguos, cuando Dios creó al hombre en el mundo; vayan por toda la tierra y pregunten si alguna vez ha sucedido o se ha sabido de algo tan grande como esto.

Nota: Pregunta Retórica: ¡La respuesta es NO!

Nota: Dios creo al hombre (en un día), el hombre no es un producto del tiempo.

Nota: ¿Esa gran cosa?

1.      Egipto – Librados de esclavitud.
2.      Monte Sinaí – Dios hablando con los hombres desde el fuego.

Job 8.8–9 (NBLH) Pregunta, te ruego, a las generaciones pasadas, Y considera las cosas escudriñadas por sus padres. 9 Porque nosotros somos de ayer y nada sabemos, Pues nuestros días sobre la tierra son como una sombra.

Deut. 4.33 (RVR95) ¿Ha oído pueblo alguno la voz de Dios hablando de en medio del fuego, como tú la has oído, sin perecer? Deut. 4.12
Deut. 4.33 (DHH) ¿Existe algún pueblo que haya oído, como ustedes, la voz de Dios hablándole de en medio del fuego, y que no haya perdido la vida? Deut. 5.24, 26

Nota: ¡No solamente han escuchado la voz, pero más sorpréndete es que han sobrevivió!
Deut. 4.12 (NBLH) “Entonces el SEÑOR les habló de en medio del fuego; oyeron su voz, sólo la voz, pero no vieron figura alguna.
Deut. 5.24 (NBLH) … y dijeron: ‘El SEÑOR nuestro Dios nos ha mostrado Su gloria y Su grandeza, y hemos oído Su voz de en medio del fuego; hoy hemos visto que Dios habla con el hombre, y éste aún vive.
Deut. 5.26 (NTV) ¿Puede algún ser vivo oír la voz del Dios viviente que sale de en medio del fuego —como la oímos nosotros— y seguir con vida?

Deut. 4.34 (RVR95) ¿O ha intentado Dios venir a tomar para sí una nación de en medio de otra nación, con pruebas, con señales, con milagros y con guerra, y mano poderosa y brazo extendido, y hechos aterradores, como todo lo que hizo con vosotros Jehová, vuestro Dios, en Egipto ante tus ojos?
Deut. 4.34 (DHH) ¿Ha habido algún dios que haya escogido a un pueblo de entre los demás pueblos, con tantas pruebas, señales, milagros y guerras, desplegando tan gran poder y llevando a cabo tales hechos aterradores, como los que realizó ante ustedes y por ustedes el Señor su Dios en Egipto?

Deut. 4.34 (NTV) ¿Existe algún otro dios que se haya atrevido a sacar a una nación de otra nación y hacerla suya con mano fuerte y brazo poderoso por medio de pruebas, señales asombrosas, milagros, guerras, y hechos aterradores? Eso fue precisamente lo que el SEÑOR tu Dios hizo por ti en Egipto, frente a tus propios ojos.

Nota: Otra pregunta retórica. La respuesta es NO

Nota: Ellos son testigos de las cosas que el SEÑOR hizo.
Éxodo 14.30 (NTV) Así es como el SEÑOR aquel día rescató a Israel de las manos de los egipcios. Y los israelitas vieron los cadáveres de los egipcios a la orilla del mar.

Señales, milagros:
Deut. 26.8 (NBLH) ‘Y el SEÑOR nos sacó de Egipto con mano fuerte y brazo extendido, con gran terror, con señales y milagros;
Jer. 32.21 (NBLH) ‘Sacaste a Tu pueblo Israel de la tierra de Egipto con señales y portentos, con mano fuerte y con brazo extendido y con gran terror,

Guerras:
Ex. 15.3–10 (NBLH) “El SEÑOR es fuerte guerrero; El SEÑOR es Su nombre. 4 “Los carros de Faraón y su ejército arrojó al mar, Y los mejores de sus oficiales se ahogaron en el Mar Rojo. 5 “Los abismos los cubren; Descendieron a las profundidades como una piedra. 6 “Tu diestra, oh SEÑOR, es majestuosa en poder; Tu diestra, oh SEÑOR, destroza al enemigo. 7 “En la grandeza de Tu excelencia derribas a los que se levantan contra Ti; Envías Tu furor, y los consumes como paja. 8 “Al soplo de Tu aliento se amontonaron las aguas, Se juntaron las corrientes como en un montón; Se cuajaron los abismos en el corazón del mar. 9 “El enemigo dijo: ‘Perseguiré, alcanzaré, repartiré el despojo; Se cumplirá mi deseo contra ellos; Sacaré mi espada, los destruirá mi mano.’ 10 “Soplaste con Tu viento, los cubrió el mar; Se hundieron como plomo en las aguas poderosas (majestuosas).

Mano poderosa:
Deut. 7.8 (DHH)  El Señor los sacó de Egipto, donde ustedes eran esclavos, y con gran poder los libró del dominio del faraón, porque los ama y quiso cumplir la promesa que había hecho a los antepasados de ustedes.

Brazo extendido:
Ex. 6.6 (NBLH) “Por tanto, dile a los Israelitas: ‘Yo soy el SEÑOR, y los sacaré de debajo de las cargas de los Egipcios. Los libraré de su esclavitud, y los redimiré con brazo extendido y con grandes juicios.

Deut. 4.35 (RVR95) A ti te fue mostrado, para que supieras que Jehová es Dios y que no hay otro fuera de él.
Deut. 4.35 (DHH) Esto les ha sido mostrado para que sepan que el Señor es el verdadero Dios, y que fuera de él no hay otro.

Nota: Dios hizo estas cosas afrente de los israelitas para que ellos asimismo saben que:

(1)   El SEÑOR es el verdadero Dios. Éx. 10.1–2
(2)   No hay otro dios (verdaderos). Deut. 4.39, 1º Samuel 2.2, 2º Samuel 22.32, Isaías 45.5, Isaías 45.22, Isaías 45.22, y Isaías 46.9.

Éx. 10.1–2 (NBLH) Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: “Preséntate a Faraón, porque Yo he endurecido su corazón y el corazón de sus siervos, para mostrar estas señales Mías en medio de ellos, 2 y para que cuentes a tu hijo y a tu nieto, cómo Me he burlado de los Egipcios, y cómo he mostrado Mis señales entre ellos, y para que ustedes sepan que Yo soy el SEÑOR.”

Deut. 4.39 (NBLH) “Por tanto, reconoce hoy y reflexiona en tu corazón, que el SEÑOR es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra; no hay otro.

1º Samuel 2.2 (NBLH) No hay santo como el SEÑOR; En verdad, no hay otro fuera de Ti, Ni hay roca como nuestro Dios.

2º Samuel 22.32 (NBLH) Pues ¿quién es Dios, fuera del SEÑOR? ¿Y quién es roca, sino sólo nuestro Dios?

Isaías 45.5 (NBLH) Yo soy el SEÑOR, y no hay ningún otro; Fuera de Mí no hay Dios. Yo te fortaleceré, aunque no Me has conocido,

Isaías 45.18 (NBLH) Porque así dice el SEÑOR, que creó los cielos; (el Dios que formó la tierra y la hizo, La estableció y no la hizo un lugar desolado, Sino que la formó para ser habitada): “Yo soy el SEÑOR y no hay ningún otro.

Isaías 45.22 (NBLH) Vuélvanse a Mí y sean salvos, todos los términos de la tierra; Porque Yo soy Dios, y no hay ningún otro.

Isaías 46.9 (NBLH) Acuérdense de las cosas anteriores ya pasadas, Porque Yo soy Dios, y no hay otro; Yo soy Dios, y no hay ninguno como Yo,

Deut. 4.36 (RVR95) Desde los cielos te hizo oir su voz para enseñarte, y sobre la tierra te mostró su gran fuego, y has oído sus palabras de en medio del fuego. Éx. 19.9
Deut. 4.36 (DHH) Él les habló desde el cielo para corregirlos, y en la tierra les mostró su gran fuego, y oyeron sus palabras de en medio del fuego. Neh. 9.13

Nota: Dios dio las diez palabras (mandamientos) en voz alta a los israelitas, Dios dio la enseñanza.  La gente (1) escuchó su voz, (2) miró el fuego, y (3) oyeron las palabras (mandamientos).

Éx. 19.9 (NBLH) Y el SEÑOR dijo a Moisés: “Yo vendré a ti en una densa nube, para que el pueblo oiga cuando Yo hable contigo y también te crean para siempre.” Entonces Moisés comunicó al pueblo las palabras del SEÑOR.

Neh. 9.13 (NBLH) Luego bajaste sobre el Monte Sinaí, Y desde el cielo hablaste con ellos; Les diste ordenanzas justas y leyes verdaderas, Estatutos y mandamientos buenos.

Deut. 4.37 (RVR95) Por cuanto él amó a tus padres, escogió a su descendencia después de ellos y te sacó de Egipto con su presencia y con su gran poder, Éxodo 33.14
Deut. 4.37 (DHH) Él amó a los antepasados de ustedes y escogió a sus descendientes, liberándolos de Egipto por medio de su gran poder.

Nota: Es por el amor de Dios a Abraham, y sus descendientes que el SEÑOR:

(1)   Ama ellos,
(2)   Escogió ellos, y
(3)   Libró ellos de Egipto.  

Éxodo 33.14 (NBLH) “Mi presencia irá contigo, y Yo te daré descanso,” le contestó el SEÑOR.

Nota: Es por el amor de Dios que Dios dio los diez mandamientos a Moisés por la segunda vez. Ellos ya habían quebrantado el pacto, (y después Moisés quebró las tablas,) pero Dios dio su descendencia a segunda oportunidad.  Deut. 10:4

Deut. 10.4 (NBLH) “Y El escribió sobre las tablas, conforme a la escritura anterior, los Diez Mandamientos que el SEÑOR les había hablado a ustedes en el monte de en medio del fuego el día de la asamblea; y el SEÑOR me las dio.

Deut. 4.38 (RVR95) … para echar de tu presencia naciones grandes y más fuertes que tú, y para introducirte y darte su tierra por heredad, como sucede hoy.
Deut. 4.38 (DHH) Arrojó de la presencia de ustedes a naciones más numerosas y poderosas que ustedes, con el fin de que ustedes ocuparan sus países y los recibieran en propiedad, como ahora está sucediendo.

Nota: Por el gran amor a sus elegidos, siete naciones (malvados, más grandes y más fuertes) serán echado de la tierra prometida.

Nota: Las naciones: los hititas, los gergeseos, los amorreos, los cananeos, los ferezeos, los heveos y los jebuseos.

Deut. 7.1 (DHH) “El Señor, el Dios de ustedes, los va a hacer entrar en el país del cual han de tomar posesión, y echará de la presencia de ustedes a siete naciones más grandes y poderosas que ustedes: los hititas, los gergeseos, los amorreos, los cananeos, los ferezeos, los heveos y los jebuseos.

Éx. 23.27–28 (NBLH) “Enviaré Mi terror delante de ti, y llenaré de confusión a todo pueblo donde llegues; y haré que todos tus enemigos vuelvan la espalda ante ti. 28 “Enviaré avispas delante de ti para que echen fuera de delante de ti a los Heveos, a los Cananeos y a los Hititas.

Éx. 34.24 (NBLH) “Porque Yo expulsaré a las naciones de tu presencia y ensancharé tus fronteras, y nadie codiciará tu tierra cuando subas tres veces al año a presentarte delante del SEÑOR tu Dios.

Deut. 4.39 (RVR95) “Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra; no hay otro.
Deut. 4.39 (DHH) “Por lo tanto, grábense bien en la mente que el Señor es Dios, tanto en el cielo como en la tierra, y que no hay otro más que él.

Nota: Dios es en todos lugares, no hay otra Dios (verdadero) más que el SEÑOR.

Josué 2.11 (DHH) Es tanto el miedo que nos ha dado al saberlo, que nadie se atreve a enfrentarse con ustedes. Porque el Señor, el Dios de ustedes, es Dios lo mismo arriba en el cielo que abajo en la tierra.

1º Reyes 8.23 (NBLH) Y dijo: “Oh SEÑOR, Dios de Israel, no hay Dios como Tú ni arriba en los cielos ni abajo en la tierra, que guardas el pacto y muestras misericordia a Tus siervos que andan delante de Ti con todo su corazón,

1º Samuel 2.2 (NBLH) No hay santo como el SEÑOR; En verdad, no hay otro fuera de Ti, Ni hay roca como nuestro Dios.

2º Samuel 22.32 (NBLH) Pues ¿quién es Dios, fuera del SEÑOR? ¿Y quién es roca, sino sólo nuestro Dios?

Isaías 45.5 (NBLH) Yo soy el SEÑOR, y no hay ningún otro; Fuera de Mí no hay Dios. Yo te fortaleceré, aunque no Me has conocido,

Isaías 45.18 (NBLH) Porque así dice el SEÑOR, que creó los cielos; (el Dios que formó la tierra y la hizo, La estableció y no la hizo un lugar desolado, Sino que la formó para ser habitada): “Yo soy el SEÑOR y no hay ningún otro.

Isaías 45.22 (NBLH) Vuélvanse a Mí y sean salvos, todos los términos de la tierra; Porque Yo soy Dios, y no hay ningún otro.

Isaías 46.9 (NBLH) Acuérdense de las cosas anteriores ya pasadas, Porque Yo soy Dios, y no hay otro; Yo soy Dios, y no hay ninguno como Yo,

Deut. 4.40 (RVR95) Guarda sus estatutos y sus mandamientos, los cuales yo te mando hoy, para que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti, y prolongues tus días sobre la tierra que Jehová, tu Dios, te da para siempre».
Deut. 4.40 (DHH) Cumplan sus leyes y mandamientos que yo les doy en este día, y les irá bien a ustedes y a sus descendientes, y vivirán muchos años en el país que el Señor su Dios les va a dar para siempre.”

Nota: Dios es Señor demanda obediencia a su ley:  El resultado de obedecer Dios guardando sus mandamientos es que el prometa bendiciones (larga vida y seguridad).

Lev. 22.31 (NBLH) “Así, pues, guardarán Mis mandamientos y los cumplirán. Yo soy el SEÑOR.

Deut. 5.16 (NBLH) ‘Honra a tu padre y a tu madre, como el SEÑOR tu Dios te ha mandado, para que tus días sean prolongados y te vaya bien en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da.

Deut. 6.2-3 (NBLH) .. para que temas al SEÑOR tu Dios, guardando todos Sus estatutos y Sus mandamientos que yo te ordeno, tú y tus hijos y tus nietos, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. (3) “Escucha, pues, oh Israel, y cuida de hacerlo, para que te vaya bien y te multipliques en gran manera, en una tierra que mana leche y miel, tal como el SEÑOR, el Dios de tus padres, te ha prometido.

Deut. 12.28 (NBLH) Escucha con cuidado todas estas palabras que te mando, para que te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti para siempre, porque estarás haciendo lo que es bueno y justo delante del SEÑOR tu Dios.

Proverbios 3.1-2 (NBLH)  Hijo mío, no te olvides de mi enseñanza, Y tu corazón guarde mis mandamientos, 2 Porque largura de días y años de vida Y paz te añadirán.

Proverbios 10.27 (NBLH) El temor del (La reverencia al) SEÑOR multiplica los días, Pero los años de los impíos serán acortados.

Nota: La Biblia nos manda a obedecer todos los mandamientos, y la consecuencia será un vida mas larga y lleno de paz.

Nota: Dios (1) es misericordioso a las arrepentidas, y (2) es justo en su castigo a los que dejaron Dios por otra dioses.  

Fin de Estudio: Deut 4: El pacto renovadoPrologo histórico: El único Dios Verdadero.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario